Close/Open top message

Características de un perro Pastor Alemán

  • Belleza

    El Pastor Aleman posee proporciones espectaculares, un porte digno y majestuoso.

  • Obediencia

    El Pastor Aleman es uno de los perros más obedientes del mundo, aprende con gran facilidad.

  • Carácter

    El perro Pastor Aleman es equilibrado, de nervios firmes, seguro de sí mismo, absolutamente sereno.

Product Feature
  • Trabajador

    Son sumamente versátiles en el área de trabajo, son comúnmente usados como perros policía, perros de rastreo, salvamenteo o como perros guía.

  • Fiel Guardián

    El Pastor Aleman esta siempre alerta, es un fiel guardián, es sumamente protector y fiel con sus dueños.

  • Mascota Familiar

    Por su increible temperamento es un excelente perro familiar y de compañía.

Criadero Pastor Aleman MX

Contacto y agendación de citas

Teléfono:59598734
Celular:(044) 5510489576

Compra en Línea

Ahora puedes realizar el pago de tu cachorro con cualquier tarjeta de crédito

Ubicación

Carretera Federal a Cuernavaca, San Andres Totoltepec, Tlalpan, México, DF


Ver Pastor Aleman MX en un mapa ampliado

CAMADA DISPONIBLE

Padres: Alux / Clio
Fecha: 29/Oct/2012

Hembra I

Color sable
Disponible

Hembra II

Color sable
Disponible

Hembra IV

Color sable
Disponible

Hembra V

Color sable
Disponible

Macho I

Color sable
Disponible

Macho II

Color sable
Disponible

Dejanos tu email y te avisaremos de nuestras próximas camadas

"Mi pastor aleman tiene todas las virtudes de un buen perro. Es valiente, alegre, obediente, equilibrado, leal y afectuoso. ."

Francisco Martinez, cliente PastorAlema.MX.

Galería de nuestros perros y cachorros Pastor Aleman

Información adicional sobre la raza del Pastor Alemán

La raza del Pastor Aleman

El pastor alemán es una de las razas de perro más populares y versátiles del mundo. Trabajador nato, afectuoso con la familia, excelente guardián, guía de ciegos, animal de salvamento, paciente y protector con los niños. Valentía, inteligencia, abnegación y fidelidad son unas de las tantas virtudes que caracterizan a este can. También es conocido con el nombre de ovejero alemán. Entre las múltiples tareas que puede realizar este perro destaca la de perro policía debido al uso que le dan las fuerzas de seguridad y el ejército en muchos países, donde incluso cuentan con unidades específicas denominadas K-9.

Historia del Pastor Aleman

Sus orígenes: se remontan a finales del siglo XIX, cuando en Alemania se inició un programa de crianza para guarda y protección de los rebaños de carneros contra los lobos. Maximilian von Stephanitz, capitán de caballería del ejército alemán, es considerado el padre de la raza, siendo el primer ejemplar inscrito Horand von Grafath, un animal vigoroso, de firme carácter, pelaje grisáceo y aspecto lobuno. Más tarde, tras la aparición de la Asociación de Amigos del Pastor Alemán en 1899, se inició una selección de ejemplares cuyos cruces mejoraron tanto el aspecto psíquico como físico del animal.

Características generals del Pastor Aleman

Aspecto general: robusto y flexible, ligeramente alargado, cuerpo musculoso, sus potentes mandíbulas cierran en tijera, pudiendo generar una fuerza de más de 220 kg, superando a razas como el pitbull o el akita o bulldog americano, doberman, mastín napolitano, rottweiler, etc. Además supera en fuerza al pastor belga malinois. Existen muchas variantes de color en los pastores alemanes, como color negro, negro y bordes café, rojizos y negro, sable, pero siempre visible su manto de color negro, de ahí que muchos le llamasen manto negro. Es un perro de compañía muy bueno con los niños ya que es un perro muy equilibrado y fácil de adiestrar.

Altura a la cruz: entre 60 y 65 cm el macho, y la hembra entre 55 y 60 cm
Peso: el macho ronda los 30 y 50 kg, y la hembra entre 22 y 40 kg
Esperanza de vida: 12 años

  • Pastor de vacas y ovejas con infatigable trote y gran inteligencia. Ha sobresalido en numerosos trabajos útiles al hombre, tales como: guardián, perro guía, policía, perro de ataque, detector de drogas, etc. Es un animal vigoroso, ágil, bien musculado, despierto y lleno de vida. Sus proporciones físicas deben guardar relación no sólo en su apariencia sino también habrá que fijarse en su temperamento. Debe ser un perro bien equilibrado, con un desarrollo armonioso de los miembros anteriores y posteriores. Un buen ejemplar agrada a primera vista; también es muy fuerte. A veces puede ser agresivo y un poco dominante dependiendo de la forma en la que se educa. Por todo ello es un perro dedicado al trabajo.
  • Tiene forma de cuña y está en proporción con el largo del cuerpo (su longitud es aproximadamente un 40% de la altura de la cruz), sin parecer ni tosca ni alargada. En su apariencia general debe ser seca y moderadamente ancha en medio de las orejas. Vista por delante y por los lados, la frente es levemente arqueada y sin o con un surco mediano poco marcado. La proporción entre la región craneal y la facial debe ser de 50% a 50%. El ancho de la región craneal es casi igual que su largo. Vista de arriba, la región craneal va disminuyendo uniformemente desde las orejas hacia la nariz, dejando una depresión fronto-nasal no muy notoria e inclinándose en el hocico, que tiene forma de cuña. Los maxilares superiores e inferiores están fuertemente desarrollados. La caña nasal es recta; cualquier abultamiento o hundimiento es indeseable. Los labios, de color oscuro, son firmes y bien adheridos.
  • De tamaño medio, almendrados, colocados oblicuamente y nunca sobresalientes. Su color debe ser lo más oscuro posible. Ojos claros penetrantes son indeseables ya que afectan la expresión del perro; por eso no suele haber perros con este tipo de ojos.
    El principal problema es que se ensucian (sobre todo si el perro vive en la ciudad, a causa de la contaminación). Normalmente, esta suciedad se elimina en forma de legañas, que se le pueden limpiar con un paño húmedo. No hay que dejar que se acumulen hasta que al perro le molesten tanto que se frote con la pata.
    En perros viejos, o a causa de una enfermedad o lesión, puede haber dificultades para mantener la humedad del ojo. En este caso conviene hacer una limpieza regularmente, previa consulta al veterinario para que indique el producto a usar adecuado.
  • El perro pastor alemán tiene las orejas de tamaño mediano, erectas, abiertas hacia adelante y llevadas de manera uniforme (ni volteadas ni llevadas hacia los lados). Son puntiagudas, con el pabellón dirigido hacia el frente. Orejas dobladas en la punta o caídas son defectuosas. Orejas echadas para atrás, en movimiento o en reposo, no se toman como falta.
    Si se acumula cerumen hay que quitarlo cuidadosamente, tal como se haría en el caso de una persona. Pero hay que hacerlo con mucho más cuidado, ya que por la forma de las orejas del perro, si simplemente se sueltan las escamas de cera, caerán al interior, pudiéndole dañar el conducto auditivo. Si no se está seguro de cómo se hace, es mejor dejarlo en manos de un profesional; de todos modos, una buena forma de limpiar las orejas de un perro (tanto de orejas levantadas como caídas) es con un poco de algodón humedecido con vaselina líquida, siempre desde dentro hacia afuera de la oreja, solamente lo que se ve, nunca llegar más adentro ya que puede dañar.
    Las orejas comenzarán a plantarse alrededor de los cinco o seis meses de edad. En caso de que esto no ocurra, se le deberán poner unas plantillas para una perfecta plantación de las orejas.
    Hay que prestar atención especial a los perros de razas que tienen las orejas caídas, que además de acumular la suciedad “normal” pueden convertirse en nidos de parásitos, entre otras cosas, por la falta de ventilación, desventaja que no tiene el pastor alemán debido a la forma de sus orejas.
  • La línea superior corre sin interrupción desde la implantación del cuello sobre la cruz bien definida y sobre la espalda muy ligeramente inclinada hasta la grupa, también levemente inclinada. La espalda es firme, fuerte y bien musculada. El lomo es amplio, fuertemente desarrollado y bien musculado. La grupa debe ser larga, inclinada ligeramente (aproximadamente 23° de la línea horizontal) y continuar hacia la línea de la cola sin interrumpir la línea superior.
  • Vistos de todos los lados, los miembros anteriores son rectos; vistos desde el frente, son absolutamente paralelos. El omóplato y el brazo son de la misma longitud, firmemente pegados al cuerpo por medio de una buena musculatura. La angulación ideal entre el omóplato y el brazo es de 90°, pero generalmente 110°. Los codos no deben estar vueltos ni hacia afuera ni hacia adentro, estando el perro en reposo o en movimiento. Los antebrazos, vistos de cualquier lado, son rectos y paralelos entre sí, secos y bien musculados. El metacarpo tiene una longitud de aproximadamente 1/3 del antebrazo y forma una angulación con éste de aproximadamente 20-22°. Un metacarpo demasiado inclinado (más de 22°) o demasiado recto (menos de 20°) perjudica la capacidad de trabajo del perro, sobre todo su resistencia. Los pies delanteros son redondeados, compactos, con dedos arqueados. Las almohadillas deben ser firmes, pero no frágiles. Las uñas son fuertes y de color oscuro fuerte, aunque puede haber excepciones.
  • La posición de los miembros traseros, vistos de atrás paralelos uno al otro, debe ser ligeramente recogida. El muslo y la pierna son casi de la misma longitud y forman un ángulo de aproximadamente 120°. Los muslos son fuertes y bien musculados. Los corvejones son fuertes y firmes; el metatarso está en posición perpendicular debajo del corvejón. Las patas traseras son compactas, levemente arqueadas; almohadillas duras de color oscuro; uñas fuertes, arqueadas e igualmente de color oscuro.

Latest from Twitter